Masaje deportivo

El masaje deportivo es una forma de tratamiento específicamente diseñado para lesiones de tejidos blandos para beneficiar a una persona que realiza una actividad física regular.

El tejido blando es tejido conectivo que no se ha endurecido en hueso y cartílago. Incluye piel, músculos, tendones, ligamentos y fascia (una forma de tejido conectivo que recubre y envuelve los otros tejidos blandos).

El masaje deportivo está diseñado para ayudar a corregir problemas y desequilibrios en los tejidos blandos causados ​​por la actividad física repetitiva y extenuante y el trauma. La aplicación de masajes deportivos, antes y después del ejercicio, puede mejorar el rendimiento, ayudar a la recuperación y prevenir lesiones.

El masaje deportivo es uno de los numerosos tipos de masajes diseñados específicamente para tratar el dolor y las lesiones musculoesqueléticas. Además del tratamiento de dolencias, este tipo de masaje también ayuda a prevenir lesiones, mejorar el rendimiento de los músculos y aumentar el rendimiento deportivo general.

El masaje deportivo se puede clasificar según el momento en que se realiza.  De hecho, es muy importante en todas las etapas del entrenamiento e inmediatamente antes de las competiciones. Se distingue: el masaje de entrenamiento, el previo, el de recuperación, el que se aplica en el caso de lesiones y algunas enfermedades relacionadas con el deporte.

Tipos de masaje deportivo

Masaje de entrenamiento

El objetivo del masaje de entrenamiento es  preparar al deportista para lograr el nivel más alto en el período de tiempo más breve y con el mínimo gasto de energía.

La preparación de los deportistas de alto nivel implica un gran volumen de cargas de entrenamiento. La preparación psíquica y física de los deportistas puede provocar fatiga, sobrecarga, sobreentrenamiento y lesiones. El masaje de entrenamiento no solo ayuda evitar estos problemas, sino que también premite adquirir la forma deportiva, a mantener un alto nivel de entrenamiento y a mejorar las cualidades físicas.

Masaje previo

El objetivo de masaje previo se realiza para preparar lo mejor posible al deportista para la competición, para cada actuación o para la sesión de entrenamiento. Se lleva a cabo inmediatamente antes de la competición o de la sesión de entrenamiento.

El objetivo principal del masaje previo es normalizar el estado de los distintos órganos y sistemas del deportista ante las próximas cargas.

El masaje previo puede ser de varios tipos:

    1. Masaje de calentamiento.
    2. Masaje antes de la participación en competición (tranquilizante y tonificante).
    3. Masaje térmico.
    4. Masaje movilizador.

Masaje de recuperación

El masaje de recuperación se realiza tras la ejecución de cualquier carga o de cualquier tipo de fatiga para recuperar lo ante posible las distintas funciones del organismo, así como para  aumentar la capacidad de trabajo de este.

Por lo general, el masaje de recuperación se aplica en el proceso del entrenamiento

    • Entre las sesiones de entrenamiento (si se celebran varias al día).
    • Después de las sesiones de entrenamiento.
    • Durante las competiciones (cuando son muy largas).
    • Después del primer día de competición.
    • Después de las competiciones.

Beneficios fiosiológicos

El quiromasaje deportivo tiene los siguientes efectos beneficiosos en el deportista:

    • Disminuye los edemas.
    • Favorece la liberación de histamina, una sustancia que actúa como neurotransmisor en el sistema nervioso central.
    • Produce vasodilatación e hiperemia.
    • Ayuda a la eliminación de adherencias.
    • Aumenta la elasticidad y contractibilidad del músculo.
    • Reduce y a su vez favorece el tono muscular.
    • Favorece la relación física y mental.
    • Favorece la sedación, la analgesia y la relajación sobre el sistema nervioso central.
    • Desencadena efectos estimuladores e inhibitorios en los órganos internos.
    • Aumenta el rango de movimiento.
    • Ayuda a disminuir la tensión muscular y a aumentar la sensación de bienestar.
    • Favorece el sueño reparador.

Usos y aplicación del quiromasaje deportivo

El quiromasaje deportivo se puede utilizar para los siguientes usos y aplicaciones:

    • Como calentamiento antes de la competición
    • Para descargar los músculos y facilitar la recuperación tras la práctica deportiva
    • Para aumentar la circulación sanguínea en los músculos, de modo que se oxigenen y flexibilicen antes de la competición.
    • Como forma de relajación o estimulación física.
    • Para relajar al deportista psíquicamente y favorecer la descarga emocional antes de la competición.
    • Como analgésico en caso de lesión o dolor.
    • Para preparar los músculos días antes de la competición.
    • Como método de mejora del rendimiento.
    • Para prevenir lesiones.

Contraindicaciones

El quiromasaje deportivo no debe aplicarse en los siguientes casos:

    • En caso de tromboflebitis y en caso de embolismo.
    • Si hay cicatrices frescas y heridas abiertas, hematonas recientes o hemorragias recientes.
    • Si hay algún tipo de infección o en caso de inflamación aguda.
    • En caso de dermopatías, dermalgias, cardiopatías y nefropatías.
    • Si el sujeto sufre algún tipo de hernia, desgarro o rotura muscular.
    • En caso de rotura de vainas y tendones y/o se haya producido una rotura de ligamentos recientemente.
    • Si el sujeto sufre fascitis o entesitis aguas.
    • En caso de reacción articular post-traumáticas, con o sin sinovitis.
    • Si se produce aumento del dolor o contractura muscular.