La digitopuntura es una técnica de masaje chino, consistente en aplicar presión sobre ciertos puntos del cuerpo con los dedos.

Se trata de una técnica derivada de la acupuntura, cuyo objetivo es aumentar la circulación energética para mejorar el equilibrio del organismo.

Según la digitopuntura, cada punto tratado está conectado directamente con un órgano a través de los canales energéticos, por donde circula la energía vital.

Al activar estos puntos con presión, activan la recuperación del paciente.