Trabajar como masajista a domicilio o en casa

Después de soñar e imaginar el futuro, llega un momento de indecisión e incertidumbre. Ocurre a la mayoría de alumnos tras finalizar sus estudios y es un proceso normal.

Unos deciden seguir formándose, otros buscar trabajo y otros prefieren lanzarse a la aventura y montar su propio negocio. Entonces el sueño empieza a tornarse realidad.

Montar un salón de masaje puede resultar demasiado ambicioso para quien acaba de diplomarse y, sin cartera de clientes, quizá lo más sensato sea optar por la opción más rápida y segura que es la de trabajar a domicilio o recibir clientes en casa.

Masaje en la casa del masajista

Quiromasajista a domicilio

Sin disponer de datos reales, podríamos asegurar que la mayoría de estudiantes de quiromasaje han comenzado su trayectoria profesional llevando a su camilla, primero a familiares y luego a amigos, conocidos de estos y finalmente otras recomendaciones.

Y también podríamos asegurar que la mayoría comenzaron en casa, con una camilla plegable y más tarde comenzaron a hacer visitas a las casas de los clientes.

El estrés del día a día, las responsabilidades y tareas diarias, hace que muchos clientes no puedan asistir a los centros de masajes; es ahí donde estos nuevos emprendedores han de meter la cabeza para ofrecer sus servicios.

Si te decides por trabajar por cuenta, quiere decir que serás tu propio jefe. Fijarás tus horarios, que podrás ajustarlos a tus necesidades y las de tus clientes. Dispondrás del tiempo para organizarte y ser más productivo.

Podrás elegir a tus clientes, además de establecer tu remuneración por el servicio prestado. Un precio por debajo de lo que se consigue en el mercado puede crear duda de tu profesionalismo, pero si los elevas demasiado pueden ahuyentarlos.

Con esta fórmula, te exiges para conseguir clientes y proporcionarles un excelente servicio para que sean fieles a ellos. Comienzas a ser tu propio administrador. Tus ingresos deben ser suficientes para así pagar los impuestos establecidos por la ley.

Lo cierto es que no es fácil lograr un hueco en el mercado. Hay que trabajar bien, tratar bien y tener una pizca de suerte. La calidad de tu servicio hará la diferencia y las recomendaciones comenzaran a surgir. Consigue destacar, no solo con tus manos, sino también con buenos materiales de manera que los clientes sientan la diferencia. La buena presencia y puntualidad deben ir contigo siempre.

Condiciones del lugar de trabajo

Otra opción para emprender como quiromasajista, es montar nuestro propio centro de masajes, pero no algo grande, sino pequeñito y en casa. Muchas veces, nuestro hogar resulta el mejor sitio para comenzar, en este nos ahorraremos el pago de arrendamientos.

Sin embargo, es muy importante que consultes bien de las normativas u ordenanzas municipales. Dependiendo de donde te encuentres, pueden existir algunas normativas para tramitar la Licencia de Apertura y Funcionamiento. Por ejemplo, el ayuntamiento de Madrid tiene aquí la normativa para la apertura de actividades económicas. Es importante incluso, solicitar un seguro de responsabilidad civil al local, esto con el fin de protegerse de posibles demandas por accidentes en el mismo.

De manera general, mencionaremos algunos espacios y características que debe tener los locales para masajes:

    • Almacén de aceites, esencias, entre otros.
    • Botiquín de primeros auxilios.
    • Vestuario y baño.
    • Paredes y suelo deben ser liso y fácil de limpiar.
    • El Mobiliario debe ser de material lavable.
    • La ventilación debe estar presente.

Además de las normativas legales, es importante la estética del lugar. Debes presentarle a tus clientes un ambiente que lleve a la relajación desde el mismo instante en que ellos ingresen.

Nunca debe faltar el orden, la limpieza y la tranquilidad, estar aromatizado, sin ruidos perturbadores; en pocas palabras, un ambiente confortable.

Recuerda que, aunque trabajes en casa, también debes cumplir la ley de protección de datos. Hablamos sobre ello en un artículo anterior.

Seguro de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad no es obligatorio, pero es un recurso que podría salvarte de cualquier complicación. Los seguros son siempre buenas inversiones, aunque no se utilicen.

Aunque es normal confiar en uno mismo, también es cierto que hay cosas que se escapan de nuestras manos. Podemos encontrarnos con clientes que son alérgicos a los componentes de los aceites y esencias, situación que puede acarrear en demandas.

Hay dolencias y malestares que tienen los clientes que son consecuencias de la mala posición ergonómica a la que están expuesto diariamente. En este sentido, los masajes aliviarán, pero no evitarán los trastornos físicos y funcionales que trae esto como consecuencia. Hay clientes que no entienden esto y puede ser otro motivo de demanda.

Nuestro propósito no es que seas negativo, solo queremos que seas precavido. Si está en tus posibilidades adquirir un seguro de responsabilidad profesional sería una buena opción. Hay compañías de seguros que ofrecen planes que sería interesante revisar.

¿Es necesario darse de alta de autónomo?

Autónomo es aquella persona que decide realizar alguna actividad de forma habitual y por cuenta propia que genera ingresos económicos.

Como decíamos más arriba, la mayoría de masajistas han empezado en casa y también sin darse de alta. Es comprensible que a cualquier persona le cuesta comenzar a pagar unos tributos fijos sin siquiera tener garantizadas unas ganancias.

Lo ideal será hacer las cosas bien en todos los aspectos y desde el principio. Evadir responsabilidades no significa ahorrar dinero. Además, existen cooperativas de terapias naturales que ofrecen servicios para facilitar la incorporación al mercado laboral, así como emitir facturas, contar con seguro y realizar consultas.

Comenzar en el mundo del emprendedor o del autónomo no es de color de rosas, pero es la mejor opción si queremos tener independencia y ejercer nuestra profesión sin riesgos.

Si quieres consultar otras opiniones, en el foro hay varios debates de usuarios con las mismas inquietudes que tú, que preguntan sobre la posibilidad de iniciar la profesión desde casa.