Miositis

Miositis significa “inflamación muscular”. El término miositis también describe un grupo de afecciones, llamadas miopatías inflamatorias, que causan inflamación muscular crónica, daño, debilidad y, a veces, dolor.

La inflamación de tipo miositis es causada por linfocitos, glóbulos blancos que generalmente protegen el sistema inmunitario del cuerpo. Con la miositis, los linfocitos y las sustancias extrañas invaden las fibras musculares saludables. La inflamación crónica , con el tiempo, destruye las fibras musculares, causando pérdida de la función muscular, inmovilidad y fatiga.

Debido a su rareza, un diagnóstico de miositis no siempre es fácil de hacer, y la causa de esto no siempre se conoce.

La miositis toma muchas formas, incluyendo polimiositis, dermatomiositis, miositis por cuerpos de inclusión, miopatía necrotizante inmunomediada, síndrome antisintetasa y miositis juvenil. Existen otras formas de miositis, pero se consideran mucho más raras.

Muchos tipos de miositis son enfermedades autoinmunes, afecciones en las que el sistema inmunitario del cuerpo ataca y daña sus propios tejidos.

Causas

Cualquier condición que cause inflamación muscular puede conducir a miositis. Las causas pueden incluir afecciones inflamatorias, infecciones, medicamentos y drogas, lesiones o una afección llamada rabdomiólisis que causa la degradación muscular

Condiciones inflamatorias : las condiciones que causan inflamación sistémica (de todo el cuerpo) afectan los músculos y pueden provocar miositis. Muchas causas inflamatorias son enfermedades autoinmunes , donde el cuerpo ataca sus propios tejidos sanos. Las causas inflamatorias son las causas más graves de miositis y requieren tratamiento a largo plazo.

Las infecciones virales son las causas infecciosas más comunes de miositis. Las bacterias, hongos y otros organismos también pueden causar miositis, pero estos casos son más raros. Los virus y las bacterias pueden atacar el tejido muscular directamente o liberar sustancias que causan daño al tejido muscular.

Además, muchos medicamentos diferentes pueden causar debilidad muscular. Los medicamentos, como las estatinas , la colchicina y la hidroxicloroquina pueden inducir diferentes tipos de miositis. El uso excesivo de alcohol y drogas también puede causar miositis. La miositis puede ocurrir al comienzo de un nuevo medicamento o puede ocurrir años después de tomar un medicamento. También puede ser el resultado de una reacción entre dos medicamentos.

Por otra parte, la actividad vigorosa puede causar dolor muscular, hinchazón y debilidad durante horas o días. La inflamación es la causa principal de los síntomas en la miositis relacionados con la lesión. La buena noticia es que la miositis por lesión leve o después del ejercicio generalmente se resuelve rápidamente con descanso y analgésicos.

Otra causa puede ser la la rabdomiólisis, que  ocurre cuando los músculos se descomponen rápidamente, lo que lleva a la liberación de materiales de fibra muscular en la sangre. Estas sustancias son dañinas para los riñones. El dolor muscular, la debilidad y la hinchazón son síntomas de esta afección.

Tratamiento

Actualmente, no existe cura para la miositis. Sin embargo, la enfermedad se puede controlar y el tratamiento medicinal es útil para reducir la inflamación y evitar que la debilidad muscular empeore. El médico también recomendará cambios en el estilo de vida para ayudar a mejorar la fuerza.

El quiromasaje, el algunos casos, puede ayudar a lidiar con algunos de los síntomas de la miositis, pero siempre bajo prescripción  control médico y con un diagnóstico claro.