Drenaje linfático

El drenaje linfático es una técnica del quiromasaje, utilizada para activar el funcionamiento del sistema linfático y mejorar la eliminación del líquido intersticial. El trabajo que se realiza consiste en movimientos suaves que drenan la linfa bloqueada. Esto ayuda a acelerar rápidamente la eliminación de desechos y toxinas de un sistema linfático lento.

El masaje linfático también puede ayudar a prevenir la hinchazón después de una lesión o cirugía. También se cree que proporciona un gran impulso a su sistema inmunológico.

El líquido en el sistema linfático ayuda a eliminar los desechos y las toxinas de los tejidos corporales. Algunas condiciones de salud pueden causar la acumulación de líquido linfático.

El sistema linfático ayuda a eliminar los desechos del cuerpo. Un sistema linfático sano y activo utiliza los movimientos naturales del tejido muscular liso para hacer esto. Sin embargo, la cirugía, afecciones médicas u otros daños pueden hacer que se acumulen líquidos en el sistema linfático y los ganglios linfáticos.

Beneficios del drenaje linfático

Mientras que el corazón bombea sangre continuamente a través de los vasos sanguíneos, el sistema linfático depende del movimiento de los músculos lisos para transportar el líquido a través de los vasos linfáticos.

Las condiciones de salud pueden interrumpir el flujo normal de la linfa, haciendo que se acumule líquido linfático en un área particular del cuerpo, a menudo en los brazos o las piernas, donde puede causar hinchazón. Esta condición se llama linfedema.

Las personas pueden desarrollar linfedema como resultado de infecciones, tratamientos contra el cáncer que implican la extracción de ganglios linfáticos y cualquier afección que dañe el sistema linfático.

El masaje linfático puede reducir la hinchazón y mejorar la circulación en todo el sistema linfático. En este sentido, el masaje de drenaje linfático puede beneficiar a las personas que experimentan lo siguiente:

  • linfedema
  • fibromialgia
  • hinchazón o edema
  • trastornos de la piel
  • fatiga
  • insomnio
  • estrés
  • problemas digestivos
  • artritis
  • episodios de migraña

Además, el drenaje linfático puede ayudar en los siguientes casos:

  • piernas o brazos hinchados debido a la retención de líquidos
  • hinchazón de una extremidad: antes o después de la cirugía
  • tratamiento post-mastectomía o cáncer de seno
  • sensibilidad y congestión mamaria
  • lupus
  • síndrome de fatiga crónica
  • depresión
  • ansiedad
  • desequilibrios hormonales y emocionales
  • celulitis
  • acumulación de grasa
  • Infecciones recurrentes como resfriados, gripe, amigdalitis, sinusitis e infecciones por hongos 

Contraindicaciones

El masaje linfático no se recomienda para personas con las siguientes condiciones:

  • insuficiencia cardíaca congestiva
  • antecedentes de coágulos de sangre o derrame cerebral
  • infección actual
  • problemas de hígado
  • problemas de riñón

¿Qué es el sistema linfático?

Las funciones principales del sistema linfático son recolectar el exceso de líquido de los tejidos, purificarlo y devolverlo al torrente sanguíneo. Este papel es importante porque muchas sustancias se escapan continuamente de los capilares sanguíneos hacia los tejidos circundantes. Cuando el sistema linfático no puede estos fluidos en exceso, estos pueden acumularse, causando hinchazón y potencialmente aumentando el riesgo de infección.

Un sistema linfático eficiente ayuda a defender el cuerpo contra gérmenes como bacterias, virus y hongos que pueden causar enfermedades. Afortunadamente, un sistema linfático efectivo funciona silenciosamente en segundo plano para mantenerte saludable.

El sistema linfático drena el líquido en regiones específicas del cuerpo, como las axilas y la ingle, donde hay una concentración de ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos contienen linfocitos (un tipo de glóbulo blanco) y algunos de estos linfocitos contienen anticuerpos que combaten los gérmenes (incluidas las células cancerosas) y evitan que la infección se propague por todo el cuerpo.

El drenaje linfático acelera rápidamente su sistema linfático y la capacidad para combatir enfermedades y virus, eliminar toxinas y productos de desecho, reducir la hinchazón, filtrar el líquido linfático y la sangre, lo que mejora notablemente la salud y el bienestar.