El drenaje linfático es una técnica del quiromasaje, utilizada para activar el funcionamiento del sistema linfático y mejorar la eliminación del líquido intersticial.

El trabajo que se realiza consiste en movimientos suaves que drenan la linfa bloqueada.