Artrosis

La artrosis es una enfermedad crónica que lesiona el cartílago articular y provoca el deterioro de los huesos por desgaste.

Aunque no existen pruebas de herencia genética, sí hay mayor probabilidad de que la artrosis aparezca en personas con familiares que la hayan sufrido.

Sin embargo, los factores más importantes que provocan artrosis son la obesidad y la falta de ejercicio físico. Cambiar hábitos alimenticios y practicar deporte ayuda a prevenir y también a reducir los síntomas.

  • La artrosis de mano produce desgaste del cartílago de la muñeca. Es una de las más comunes y provoca dolor, rigidez y deformidad. Es una enfermedad común en personas que han realizado trabajos manuales repetitivos, aunque también se manifiesta en personas con herencia genética.
  • En la artrosis lumbar, es el cartílago de la columna lumbar el dañado. Los síntomas son rigidez y limitación de la movilidad. Produce dolor en la zona, aunque también puede sentirse en la nalga o en el muslo.
  • La artrosis de rodilla afecta al cartílago articular que cubre al fémur, la tibia y el peroné. Es una enfermedad molesta porque produce dolor durante la actividad física e impide caminar con normalidad.
  • En la artrosis de cadera es el cartílago de la cadera el que sufre el desgaste. Es una de las más frecuentes, sobre todo en personas de más de 50 años. Esta producirá una pérdida de la movilidad, dolor y rigidez. El tratamiento aliviará los dolores y retrasará la evolución de la enfermedad.
  • En la artrosis cervical es el cartílago de la columna vertebral es que se lesiona por el desgaste. Aunque es muy frecuente en personas mayores, a veces no es detectada debido a que no produce mayor síntoma que el dolor de cuello y rigidez. Como en el resto de artrosis, la medicación ayuda a aliviar los dolores.