Amasamiento digitopalmar

El amasamiento digitopalmar es una maniobra que se utiliza en quiromasaje. Se trata de un movimiento que se realiza pinzando la piel con el pulgar y el resto de dedos.

Con esta técnica, el masajista va a tratar de relajar la musculatura al máximo, localizando el músculo, comprimiéndolo y estrujándolo. 

Este amasamiento suele realizarse en zonas del cuerpo carnosas, como la espalda, el abdomen o las extremidades.

Además, el amasamiento digitopalmar se utiliza de forma recurrente en el masaje deportivo. Es una maniobra lenta que, al ser vasodilatadora, ayuda a oxigenar el músculo.

El amasamiento digitopalmar también se conoce como amasamiento palmodigital.

Técnica del asamiento palmodigital

El amasamiento digitopalmar se realiza con toda la mano, prensando  o “estrujando” las zonas musculares y soltándolas después de forma alternativa, mientras se deslizan las manos sin perder contacto con la piel.

Durante esta maniobra, el quiromasajista alterna el movimiento de las manos (para que no se estorben entre ellas), con movimientos circulares continuos, concéntricos y excéntricos. 

Para conseguir el mayor efecto posible, el amasamiento digitopalmar se realiza a nivel profundo, habitualmente en zonas amplias y carnosas. Para ejercer mayor presión, el masajista deja caer el peso de su cuerpo sobre las palmas de las manos.

Durante el amasamiento palmodigital la palma de la mano permanece pegada a la piel. Se hace un amasamiento, se suelta, se retrocede un poco, progresamos con un vaciamiento y volvemos a amasar.

En esta técnica de amasamiento se toma contacto con el sujeto usando la palma de la mano y el pulgar, sin levantar las manos. Lo que se busca es tomar los vientres musculares en el momento en el que estos están en planos más superficiales, ascendiendo o descendiendo por la zona que se está trabajando, mientras se aprieta cada músculo y soltándolo después. 

Durante el amasamiento digitopalmar se debe avanzar con los pulgares y arrastrar hacia la palma de la mano la porción de músculo que se trabaja. El desplazamiento hacia otras zonas del cuerpo se realiza sin dejar de aplicar la técnica, de forma suave y continua. 

Lo que se pretende con el amasamiento digitopalmar en quiromasaje es estrujar el músculo para así generar el bombeo de sangre desde el interior del propio músculo, del mismo modo que si fuera una esponja. Esto es efectivo porque la capacidad de reabsorber la sangre por parte de los músculos es muy alta debido a que tienen un componente hidroelástico.

Por lo tanto, el quiromasajista, para hacer esta maniobra, aprieta y suelta el vientre de cada músculo para provocar un arrastre o movimiento sanguíneo, de modo que interfiere así en procesos de inflamación o edema.