Diferencias entre el quiromasaje y la masoterapia

El quiromasaje y la masoterapia resultan tan cercanos que muchas personas las confunden. A pesar de que a simple vista pueden parecer lo mismo, sus diferencias son sustanciales.

Y, si queremos proporcionarle al cliente el mejor tratamiento, es importante que este tenga en cuenta también lo esencial de las diferencias entre el quiromasaje y la masoterapia. De esta forma, tanto el cliente como el quiromasajista, se aseguran de que el cliente está en el lugar correcto.

Diferenciar entre quiromasaje y masoterapia no es tan difícil como parece. Tan solo será necesario definir ambas técnicas y establecer unas cuantas diferencias.

¿Qué es el quiromasaje?

El quiromasaje es conocido desde hace muchos años como una de las mejores técnicas para aliviar el estrés. Se trata de un masaje manual, que además procede del masaje sueco; este último consiste en amasar, frotar, y dar pequeños golpes en diferentes partes del cuerpo. Para esto, se utilizan las manos, así como también se pueden implementar aceites y aromas para aumentar la relajación del cliente.

Muchos quiromasajistas entienden su técnica como una forma de comunicarse sin palabras, también lo pueden ver como todo un arte. De cualquier manera, el quiromasaje no se trata solamente de un conjunto de maniobras; es fundamental saber transmitir sensaciones placenteras y sumamente agradables, todo a través de las manos.

La energía curativa es un elemento clave dentro de las sesiones de quiromasaje. Para esto, muchos quiromasajistas incluyen también música, aceites, aromas, entre otros. Lo importante es brindarle al cliente una excepcional relajación psicofísica.

Por otro lado, el quiromasaje tiene también el importante objetivo de calmar los dolores del cliente al manipular los tejidos grasos y musculares.

n realidad, es esto lo que buscan la mayor parte de quienes asisten a una sesión de quiromasaje. No solo se trata disfrutar un buen masaje y relajarse, sino también de aliviar y calmar dolores musculares que pueden afectar en gran medida la calidad de vida.

¿Qué es la masoterapia?

El termino masoterapia se refiere a una técnica que viene integrada en la fisioterapia. Al igual que el quiromasaje, se basa principalmente en un conjunto de técnicas totalmente manuales. Pero, en la masoterapia se trata de lograr la rehabilitación del paciente en sus lesiones corporales.

Por otro lado, la masoterapia también incluye distintas técnicas terapéuticas que pueden llegar a abarcar desde el ámbito clínico, hasta el ámbito anímico o el estético. Todo con el fin de solventar todas las dolencias del paciente y mejorar tanto su salud física como su salud mental.

Una vital característica de la masoterapia es que, todas estas técnicas de masaje son también para tratar lesiones o incluso enfermedades. Son muchos los deportistas que han tenido que asistir a sesiones de masoterapia para poder tratar alguna lesión; muchas personas de tercera edad también asisten y les ayuda bastante a renovarse.

El estrés también es un tema que se estudia mucho en la fisiología. De hecho, investigar una causa específica de estrés en la vida cotidiana es difícil porque ordinariamente confluyen muchos estímulos y variables ambientales, físicas, psíquicas y emocionales que afectan al sistema de estrés y al inmune.

Sin embargo, la fisiología hace todo lo posible por atacar los niveles de estrés del paciente, y, para esto, las sesiones de masoterapia resultan verdaderamente efectivas.

Principales diferencias

Muchas personas acuden a quiromasajista para asistir patologías que solo puede solventar un fisioterapeuta. Así como, muchas personas asisten a una masoterapia cuando en realidad, lo que quieren es solo una sesión de masaje estimulante.

Lo anterior, entonces, resulta clave saberlo como profesionales en el área de quiromasaje. Debido a que, si queremos que el cliente reciba un tratamiento que necesita, es importante hacerle saber estas diferencias. Y, sobre todo, conversar con el mismo antes de fijar la primera sesión.

La masoterapia tiene fines terapéuticos

La diferencia más evidente es la que el propio nombre de cada técnica indica: la masoterapia tiene fines terapéuticos, esto es, para tratar enfermedades y lesiones; mientras que el quiromasaje busca eliminar el estrés, reducir los dolores musculares, y, en algunos casos, disminuir la acumulación de líquidos.

La preparación profesional

Para poder ser reconocido como quiromasajista, hay que obtener un título privado como quiromasajista; este título lo conceden escuelas con formación no reglada. Mientras que poder aplicar técnicas de masoterapia es necesario cumplir un grado universitario de fisioterapia.

La gran diferencia entre paciente y cliente

El punto clave de ambas técnicas se encuentra en quién asiste a estas sesiones. Es decir: la masoterapia se encarga de tratar ciertas patologías a través de técnicas de masajes incluidas en la fisiología; el quiromasaje se encarga de mejorar la calidad de vida de quien asiste, todo por medio de relajantes técnicas de masajes.

Por lo tanto, quienes buscan curar estas patologías son pacientes que deben asistir a masoterapia. Mientras que quienes buscan relajación y confort, son clientes que eligen el quiromasaje.