¿Cómo ser masajista profesional?

La profesión de masajista tiene mucha demanda hoy en día, así como diferentes opciones laborales según la especialidad que elijas.

A continuación, te explicamos todo lo que debes saber sobre el quiromasaje, su formación y sus salidas profesionales. Algunos consejos te serán muy útiles para tomar la mejor decisión posible a la hora de enfocarte en tu vocación.

Además, siempre es conveniente conocer la situación administrativa de las terapias manuales en tu país.

El quiromasaje o masaje profesional

El quiromasaje o masaje profesional engloba diferentes técnicas manuales mediante las cuales se consiguen efectos en la salud del paciente. De manera inmediata, sus efectos positivos recaen en la piel, el sistema nervioso, el sistema musculoesquelético y la circulación. No obstante, a largo plazo se pueden lograr objetivos más profundos.

Aunque hay muchos tipos de maniobras, lo que caracteriza al quiromasajista es que solo utiliza sus manos durante la sesión, a diferencia de otros profesionales que usan máquinas o aparatos. Además, una vez empieza el masaje, ya no pierde el contacto físico con el paciente. El vínculo de confianza es tan importante como la propia terapia.

Como curiosidad, destacamos que las manos del masajista son también una herramienta de diagnóstico. Mediante la palpación, el profesional puede detectar desequilibrios, lesiones o afecciones.

No obstante, será siempre el médico quien realice el diagnóstico y determine el tratamiento oportuno. Además, los masajes también tienen algunas contraindicaciones, como durante los primeros meses de embarazo o en las enfermedades infecciosas.

La creciente demanda de masajes ha aumentado la popularidad de esta profesión. No obstante, hay mucha confusión todavía sobre la formación necesaria, las especialidades o las posibilidades laborales.

¿Qué especialidad te interesa?

Como comentábamos al principio, existen diferentes especialidades dentro del masaje profesional. ¿Ya tienes claro en cuál te quieres enfocar? ¿Conoces las diferentes opciones que te ofrece esta profesión? Debes tener en cuenta que esta decisión determinará también el tipo de salida profesional.

A continuación, detallamos las diferentes especialidades:

– Terapéutica: El masaje terapéutico se basa en la desintoxicación del organismo y la estimulación de la circulación para tratar trastornos musculoesqueléticos o neuromusculares. Mediante diferentes técnicas de manipulación se puede mejorar el estado de la musculatura, recuperar la movilidad o la percepción sensorial y, por ejemplo, aliviar casos de inflamación y dolor.

– Deportiva: Los deportistas requieren el apoyo del masaje profesional tanto antes como después de una sesión o competición. Con esta ayuda logran prepararse mejor y también recuperarse antes del desgaste físico. Además, es imprescindible en la rehabilitación de lesiones.

– Estética: El masaje con fines estéticos es cada vez muy popular. Requiere constancia para lograr los objetivos, que consisten en la mejora de la piel, la reducción de los signos de fatiga y cansancio y el tratamiento de problemas como la celulitis o la flacidez. El masajista facilita la eliminación de las células muertas de la piel y, de este modo, promueve su regeneración. Además, en el ámbito estético también se incluyen técnicas como el drenaje linfático, el cual ayuda a prevenir y eliminar el exceso de líquidos y, de este modo, a reducir volumen.

– Relajante: Uno de los beneficios más reconocidos del masaje es su capacidad relajante. Las diferentes técnicas de manipulación le permiten al masajista relajar o activar cada parte del cuerpo según las necesidades de la persona. De este modo, se pueden ayudar a equilibrar trastornos como el estrés, la ansiedad, el nerviosismo, el agotamiento físico o psíquico o el insomnio.

Salidas profesionales

Un masajista tiene muchas posibilidades laborales una vez haya realizado la formación. Estas son algunas de las opciones:

– Centros de estética y terapias

– Gimnasios

– Equipos deportivos

– Balnearios y spas

– Hoteles y complejos turísticos

– Consulta privada

¿Qué hacer para ser masajista profesional?

Ya has decidido que quieres ser masajista profesional y quizás también tienes claro en qué te quieres especializar. Ahora es el momento de buscar un centro de formación que te permita obtener la titulación. En este sentido, es importante priorizar aquellos centros que den importancia tanto a la parte teórica como práctica.

A nivel teórico, no puede faltar la asignatura de anatomía y la técnica propia del quiromasaje con sus indicaciones, contraindicaciones y efectos demostrados. Además, el curso deberá aclarar cuál es la conducta ética que se espera del profesional a nivel personal, social y laboral.

Debes saber que el quiromasaje o masaje es una enseñanza no reglada, lo que significa que es de carácter privado. Sin embargo, sí que está incluida en la Seguridad Social. Por tanto, una vez hayas terminado los estudios, deberás darte de alta en la Agencia Tributaria.

A nivel administrativo, tendrás que realizar el alta censal y el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), así como especificar el epígrafe de la actividad. En este caso, a los masajistas les corresponde el epígrafe 839.

¿Cómo ser masajista profesional y trabajar por mi cuenta?

El Ministerio de Empleo reconoce las terapias manuales por medio de determinadas profesiones. Entre ellas, el masaje terapéutico o no terapéutico.

De este modo, si optamos por trabajar por nuestra cuenta como masajistas, podremos hacerlo sin ningún tipo de problema siguiendo los pasos administrativos con Hacienda.

En ocasiones podría suceder que nuestros ingresos no sean suficientes para afrontar los gastos de ser autónomos. En este caso, podemos decantarnos por una cooperativa de profesionales, que consiste en lo siguiente:

– El masajista tiene un contrato indefinido en lugar de ser autónomo.

– Recibe el alta (y por lo tanto cotiza) en la Seguridad Social.

– La cooperativa gestiona y emite las facturas con los datos del masajista.

Si querías saber cómo ser masajista profesional ahora ya conoces un poco más a fondo en qué consiste esta profesión, lo que debes saber para realizar la formación y cuáles son las especialidades y salidas profesionales. Este trabajo resulta muy satisfactorio por su capacidad para mejorar la salud y calidad de vida de las personas.