Cervicalgia

El dolor de cuello común es la denominada cervicalgia. Puede tratarse de una molestia o un dolor intenso e imposibilidad de realizar movimientos. La cervicalgia suele producirse por tensión en los músculos del cuello, quizá por una mala postura o una posición forzada.

La artrosis también puede causar la cervicalgia, debido a la degeneración del cartílago de la columna vertebral. Si afecta a los brazos, entonces hablamos de cervico-braquialgia. Para simples molestias, el descanso o corrección postural puede ayudar. También ayuda pasar por manos de un profesional o realizar ejercicio físico, como la natación.

La cervicalgia causa dolor localizado que va desde un “cuello rígido” hasta la incapacidad de girar la cabeza o doblar el cuello sin dolor agudo o músculos tensos.

Otros síntomas incluyen dolores de cabeza, opresión en la parte superior de la espalda, sensación de ardor o dolor en el cuello y la parte superior de la espalda y entumecimiento, hormigueo o debilidad en el brazo.

La cervicalgia, o dolor de cuello, puede ocurrir en cualquier parte del cuello, desde la parte inferior de la cabeza hasta la parte superior de los hombros. Puede extenderse a la parte superior de la espalda o los brazos, y puede limitar cuánto puede mover la cabeza y el cuello.

Todas las personas corren el riesgo de sufrir dolor o lesiones en el cuello. De hecho, se estima que casi dos tercios de la población experimentarán dolor de cuello en algún momento de sus vidas. Los factores de riesgo para el dolor de cuello incluyen lesiones por participar en deportes de contacto, accidentes automovilísticos, malas posturas o posiciones para dormir, estrés psicológico y edad avanzada. 

El cuello, como parte de la columna cervical, tiene la tarea de proteger la médula espinal y apoyar la cabeza al tiempo que permite un buen rango de movimiento.  Se compone de huesos, nervios, músculos, ligamentos y tendones que están estructurados para permitir que el cuello para tener un efecto protector sin dejar de ser flexible. 

Esta capacidad de ser flexible también hace que la estructura de cuello vulnerable a los daños, en particular dado que es constantemente bajo la presión de mantenimiento de la posición vertical con la cabeza.

Algunos movimientos ejercen una presión gradual o repentina sobre el cuello, y la tensión resultante puede causar molestias. La lesión se denomina cervicalgia cuando sólo se produce en la región del cuello y no en otras áreas, como por ejemplo en los brazos o la espalda inferior.

Causas 

El dolor de cuello no es una condición, sino un síntoma que puede resultar de muchas causas diferentes. El tratamiento del dolor de cuello depende en gran medida de tener un diagnóstico preciso. La cervicalgia no suele ser una afección grave, pero puede causar molestias y debe abordarse directamente.

La cervicalgia puede tener muchas causas diferentes. Algunos de los más comunes incluyen:

  • Mala postura o largos períodos con el cuello en un ángulo incómodo, como cuando se duerme en determinadas posturas o se trabaja en un escritorio.
  • Lesiones que involucran un movimiento repentino del cuello, como el latigazo cervical debido a un accidente automovilístico o a un deporte de impacto.
  • Estrés a largo plazo que provoca el endurecimiento de los músculos del cuello y los hombros, lo que provoca una tensión en el cuello.
  • Condiciones óseas, como artritis u osteoporosis. Etas afecciones son más comunes en las personas mayores, por lo que la edad es un factor de riesgo para la cervicalgia.
  • Enfermedades o afecciones que afectan la columna vertebral, como infecciones de la columna o meningitis.

Además, cabe destacar que ciertos deportes pueden causar cifosis, una afección que afecta la postura de una manera que tensa el cuello. La cifosis también puede provocar cervicalgia.

Por otra parte, los hombros pueden empujarse hacia adelante y redondearse, ejerciendo presión sobre el cuello. Esta presión puede producirse en deportes que promueven esta postura, como el ciclismo o ciertos programas de culturismo que desarrollan los músculos del pecho más que los músculos de la espalda.