Percusión cubital

La percusión cubital se utiliza en el quiromasaje como una maniobra que permite estimular, tonificar y aumentar la temperatura para mejorar la circulación de la sangre.

Para ello, el quiromasajista golpea la zona a tratar con el perfil de la mano. Realmente es el dedo meñique el que golpea y el resto de dedos realizan la misma acción por la fuerza de la gravedad. La técnica correcta consiste en alternar ambas manos y mantener un ritmo rápido

Este tipo de manipulación ayuda a relajar al paciente. Se utiliza a menudo en la espalda después de realizar amasamientos.   Es muy importante tener en cuenta que la percusión cubital no debe producir dolor, bajo ninguna circunstancia.

Técnica de la percusión cubital

La percusión cubital en quiromasaje es una manipulación de percusión que se aplica alternando las dos manos con un ritmo rápido. La técnica se realiza con los dedos separados, colocando mano ligeramente curvada. El apoyo sobre la zona que se va a tratar será por medio del dedo meñique.

Una vez colocada la mano, percutimos alternativamente con gran velocidad, entre 150 y 200 veces por minuto. 

Percusión cubital en la espalda

El paciente se coloca en posición horizontal en decúbito prono, con los brazos estirados a lo largo del tronco con el masajista situado perpendicularmente. Se efectúan la percusión cubital desde la región lumbar por los músculos dorsales largos más alejados hasta el cuello. 

Luego se aplican por la parte lateral de la espalda hasta llegar a la camilla. Se repite volviendo hacia los músculos dorsales largos. Dicha técnica se realiza también en la parte más próxima de la espalda. Las percusiones no deben ser fuertes en la región renal.

Percusión cubital en el brazo

En posición horizontal en decúbito prono se efectúa sobre el bíceps y el tríceps. Hay que tener cuidado, puesto que entre dichos músculos pasan vasos y nervios. En la superficie externa la técnica se utiliza con el paciente estirado con los brazos delante de la cabeza.

Percusión cubital en glúteos y piernas 

La percusión cubital se pueda aplicar en los glúteos, en los muslos y en los gemelos (siempre que no exista alguna contraindicación como, por ejemplo, varices. 

El paciente colocado en posición horizontal en decúbito prono. Hay que cuidar la intensidad de las percusiones, especialmente en la parte interna del muslo. 

Para hacer la percusión cubital en la parte anterior del muslo el paciente debe estar sentado. 

Percusión cubital en la zona pectoral

El paciente está tumbado decúbito supino, con las manos sobre el abdomen. Se comienzan las percusiones en el lado más alejado del gran músculo pectoral, y luego en el lado más próximo. Esta técnica no se debe aplicar en el arco costal o en la zona del vientre.

Percusión tipo A en la superficie anterior del muslo. El paciente está sentado.

Efectos

Las percusiones ejercen una influencia fisiológica muy variada en el organismo. Uno de estos efectos es el incremento del tono muscular, lo cual es muy importante para el masaje terapéutico,ya supone la intensificación del flujo de sangre arterial hacia el tejido donde se esté efectuando el masaje.

Esto se traduce en una mejor nutrición del tejido, un aumento de la excitabilidad del sistema nervioso central y la mejora  sustancial de la función de los nervios vasculares.

La aplicación de la percusión cubital provoca el corte de la circulación sanguínea en el momento que damos el cachete. Al levantar la mano hacemos que la circulación detenida  pase con más rapidez y fuerza, arrastrando y limpiando los metabolitos y toxinas de la zona de trabajo.

Es importante tener en cuenta que, caso de varices, no se debe realizar la percusión cubital en las piernas, por el riesgo  que esta técnica tiene de interrumpir la circulación.