Quiromasaje para el estrés y las migrañas

El siglo XXI se ha caracterizado por cambios rápidos y acelerados en diferentes áreas, incluyendo la política, la ciencia, la tecnología y las comunicaciones. Todos los que vivimos en esta época debemos adaptarnos a los mismo y trabajar en función de ellos.

Sin embargo, estos cambios no han conseguido erradicar enfermedades provocadas por el trabajo. El día a día está envuelto de rutinas, trabajo, compromisos, que poco a poco van superado nuestros límites. En ese momento es cuando comienza el “estrés”.

Chica con dolor de cabeza

Foto: Anh Nguyen en Unsplash

El estrés y el quiromasaje

El estrés viene acompañado de escenarios de tensión, en donde aparecen síntomas de nerviosismo, tensión muscular, problemas cardíacos, dificultad para conciliar el sueño, irritabilidad, tensión muscular, cefaleas y migrañas.

Las personas con este tipo de síntoma están en búsqueda constante de alternativas para aliviarlas; y las sesiones de quiromasaje se han convertido en una salida recurrente, debido a la repuesta positiva que han tenido. No solo ayudan aliviar los síntomas de migraña, sino también otros que caracterizan el estrés. Además, que los mismos, no interfieren con el tratamiento farmacológico indicado por los médicos especialistas.

El estrés es un tema que ocupa a muchos profesionales en la rama de la medicina. Pero, como quiromasajista debemos entender que cada sesión de quiromasaje es una oportunidad para ofrecerle al cliente una vida libre de estrés, más tranquila y llena de relax.

La migraña: enfermedad del siglo

Para comenzar a hablar de la migraña, primero debemos tener claro que no todos los dolores de cabeza son migrañas. La cefalea, es uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso; es un trastorno benigno que produce dilatación de las arterias situadas en la cabeza.

Su causa es desconocida, pero, por lo general, son transitorias; el dolor cede naturalmente o con la ayuda de analgésicos comunes.

Por su parte, la migraña es un dolor de cabeza intenso, pulsátil (sensación de latidos en la cabeza), normalmente de un solo lado, pero puede afectar ambos. Este tipo de dolor se caracteriza por cambios en la forma de cómo actúan los vasos sanguíneos. Puede venir acompañado de síntomas gastrointestinales (náuseas y vómitos), visuales (sensibilidad a la luz) y auditivos (sensibilidad a los sonidos).

Este malestar puede durar desde horas hasta días, y pueden ser tan intensos que limita a realizar nuestras actividades diarias. No hay edad específica para presentarse la migraña; no obstante, suelen aparecer entre los 10 a 45 años. Los pacientes jóvenes en su mayoría son de sexo masculino, y en el caso de edad adulta la mayoría son femeninos. Se dice que puede está asociada a trasmisión genética o hereditaria.

Es constante la búsqueda de alternativas para prevenir y aliviar la migraña. No hay duda, que los tratamientos médicos no deben ser suspendidos sin autorización de los especialistas. Pero, podemos ayudarlos con terapias alternativas que no incidan en su acción farmacológica.

El quiromasaje se ha convertido en la primera elección de tratamiento de terapia alternativa, para aliviar los síntomas de migraña. Cabe destacar, que comúnmente estos episodios de dolor vienen de la mano con tensión muscular, ansiedad o en una sola palabra; estrés.

Cómo ayuda el quiromasaje en las migrañas

El quiromasaje es una de las técnicas más recomendada para aliviar los síntomas de la migraña. Estos se fundamentan en la aplicación de masajes cráneo faciales que incluso puede llegar hasta los hombros con el objetivo de descongestionar la musculatura, activar la circulación sanguínea e incluso la oxigenación de la zona.

La técnica de las sesiones de quiromasaje se basa en hacer presión o estimulación en ciertos puntos concretos. Las manos del quiromasajista, deben ser muy sensibles a la tolerancia del dolor del cliente.

De esto depende la presión o estimulo que ejercerá. Con ello, se consigue la relajación, sedación, e incluso alivio inmediato de los dolores de cabeza asociados a migraña y molestias por estrés.

Por otro lado, el ambiente que cada quiromasajista usa para realizar masajes conlleva de manera inmediata a un estado de relajación desde el momento que ingresa la persona. El aroma, la tranquilidad, la iluminación, la música, y la temperatura, inducirán a ese estado confortable que el cliente necesita.

También es importante mencionar que, en la sesión de quiromasaje se utilizan aceites esenciales de origen natural. Estos, además de su agradable aroma, y dependiendo de las características, pueden llegar a absorberse, actuando así de forma sinérgica para aliviar los desagradables dolores que caracterizan a la migraña.

Solución de efecto inmediato

La gran ventaja de las sesiones de quiromasaje es que los efectos son casi inmediatos. De hecho, más del 75 % de los clientes que utilizan esta terapia alternativa, afirman que al concluir la sesión el dolor ha cedido en su totalidad. Por su parte, el 25 % de los clientes afirman que, a los pocos minutos de concluida, la sesión el dolor desaparece.

Es evidente, que las sesiones de quiromasaje contribuyen de forma ampliamente beneficiosa con los dolores de cabeza asociados a migrañas. La realización de un solo masaje ayudará aliviar de forma casi inmediata; pero se recomienda más sesiones para prevenirlos, en el caso de personas que sufren habitualmente.

Finalmente podemos aseverar, que la migraña y los factores asociados a la misma (estrés, episodio de ansiedad, tensiones musculares, entre otras), pueden ser prevenidos y aliviados con la sesión alternativa que ofrece el quiromasaje y sus técnicas beneficiosas y relajantes.