Fitness funcional

El fitness funcional es el conjunto de ejercicios destinado al entrenamiento de los músculos con el objetivo de prepararlos para las tareas diarias simulando movimientos comunes que podrías hacer en casa, en el trabajo o en los deportes.

Es un entrenamiento que prepara al cuerpo para movimientos y actividades de la vida real, t También conocido como entrenamiento funcional o movimiento funcional. Los ejercicios fitness funcional trabajan a la vez varios músculos de la parte superior e inferior del cuerpo al mismo tiempo, a la vez que enfatizan la estabilidad del núcleo.

El fitness simula movimientos comunes que el cuerpo humano realiza de forma natural. A menudo, al utilizar ejercicios compuestos que se dirigen tanto a la parte superior como a la inferior del cuerpo, el fitness funcional mejora la estabilidad del núcleo y hace que su cuerpo sea más fuerte para cualquier exigencia que enfrenta. Por decirlo de otro modo, el fitness funcional es un entrenamiento para la vida real.

Los ejercicios de fitness funcional típicos incluyen diversos tipos de sentadillas, estocadas y peso muerto para la parte inferior del cuerpo. Los movimientos que implican tirar y empujar, como las flexiones en cualquiera de sus modalidad, son los mejores ejercicios funcionales para la parte superior del cuerpo.

Todos estos movimientos funcionales de acondicionamiento físico se pueden hacer más difíciles mediante el uso de equipos como mancuernas, bandas, pesas rusas y balones medicinales. Y todos trabajan en múltiples partes del cuerpo en lugar de aislar una sola parte del cuerpo a la vez. Esa es una de las razones por las que funcionan tan bien para mejorar su calidad de vida.

Fitness funcional y quiromasaje

El fitness funcional requiere observar la mecánica del propio cuerpo para practicar movimientos más seguros y saludables, y  brinda las herramientas para instruir a los clientes para que hagan lo mismo.

Es decir, es un tipo de entrenamiento muy útil tanto para el propio quiromasajista como para que este lo recomiende a sus clientes de cara a la prevención de lesiones y a la mejora del rendimiento que, además, amplía la vida útil de las personas, tanto en lo profesional como en lo personal (desde el punto de vista físico).

Nuestros cuerpos fueron desarrollados con la intención de que todos los músculos trabajen juntos y se apoyen entre sí para lograr ciertos movimientos y tareas. Aislar ciertos grupos de músculos para agregar masa no fue para lo que nuestros cuerpos fueron hechos de forma natural.

Lo que hoy conocemos como fitness funcional se desarrolló sobre una base arraigada en la rehabilitación y la terapia.

Los fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales y los quiroprácticos solían utilizar el entrenamiento funcional para corregir y reentrenar a los pacientes con trastornos del movimiento. Ya sea a través de un accidente, lesión, cirugía o simplemente incapacidades básicas de movimiento, el entrenamiento funcional fue “prescrito” a los pacientes para ayudarlos a corregir sus debilidades para vivir una vida más plena.

Beneficios

El fitness funcional tiene diversos beneficios, incluyendo beneficios para la salud, la vida diaria y el rendimiento deportivo. Teniendo esto en cuenta, los principales beneficios del fitness funcional son los siguientes:

    • Mejora la vida cotidiana. Al mejorar la función general del cuerpo, aumentar la fuerza y ​​resistencia muscular y desarrollar la estabilidad muscular y corporal, las actividades diarias se pueden completar con facilidad.  Además, el entrenamiento funcional mejora la calidad de vida en general debido al factor de alivio del estrés. Este tipo de entrenamiento suele ser más divertido que otros, ya que esencialmente estás entrenando para la vida diaria.
    • Reducción del riesgo de sufrir lesiones. Al imitar los movimientos realizados en la vida cotidiana  es más probable que el cuerpo pueda resistir los factores estresantes. En este sentido, el fitness funcional fomenta la fuerza de los músculos y los ligamentos, que son las áreas más susceptibles a las lesiones.
    • Mejora el equilibrio y la postura. Puesto que el fitness funcional consiste en entrenar el cuerpo para que los músculos trabajen juntos en lugar de un entrenamiento específico, la fuerza y ​​el equilibrio generales mejorarán. Entrenar los músculos para controlar el peso correctamente también reducirá el estrés en el cuerpo. A su vez, se mejorará la postura.
    • Mayor movilidad. El fitness  funcional ayuda a mejorar el equilibrio, la coordinación, la flexibilidad, la fuerza muscular y la agilidad. Todos estos componentes mejoran significativamente la movilidad, lo que a su vez ayudará con la vida diaria.
    • Mayor memoria muscular. Al realizar ejercicios físicos funcionales regulares  no solo está desarrollando la fuerza muscular y central, sino que también está ejercitando el cerebro, lo que aumenta de manera efectiva la memoria de este a la hora de realizar diferentes movimientos.