¿Cuál debería ser el coste de una sesión de quiromasaje?

No es un secreto que, desde hace unos años, el quiromasaje se ha convertido en una de las alternativas favoritas de las personas que necesitan o desean un masaje.

Sin embargo, la demanda de este servicio hace que se vuelva engorrosa la tarea de fijar precios, debido a que hay mucha competencia. Si nadie te conoce, precios bajos pueden hacer pensar al posible cliente que el servicio no es del todo bueno, pero precios elevados hacen que el cliente desista de la idea.

¿Cuánto cuesta una sesión de quiromasaje?

El precio de la sesión o de los servicios es algo particular y depende de cada profesional, pero es bueno tener una idea de cómo está el mercado actualmente. La idea es hacer un buen balance del costo-valor del servicio y que tanto tú como tus clientes quedéis conformes con el mismo.

El mercado del quiromasaje

Cuando se empieza en el negocio es normal tener dudas sobre cuánto cobrar por la sesión. Así que muchos fijan un valor sin realizar un análisis real del servicio que prestan. Y todo se complica aún más si comparamos los precios de la competencia, sin cuestionar si ellos cobran lo adecuado. Sin mencionar lo enredado que puede ser si tratamos de innovar en el mercado.

Por otra parte, esa misma competencia genera una ceguera constante, donde el quiromasajista se enfoca en el costo del servicio, si tener en cuenta el valor que tiene cada una de sus sesiones. Optan por rebajar el precio, pensando que así ganaran más clientes, pero esta estrategia ni es comercial, ni económicamente rentable.

Es bueno comparar y conocer los precios de la competencia, pero estos no deben ser el actor principal a la hora de fijar el valor del servicio.

Lo que debe importar es que el valor agregado que ofrecemos sea superior. Por eso, para fijar los precios de cada sesión de masajes, es importante tomar en cuenta lo siguiente:

    • Realizar un balance de los costos fijos y variable: tales como alquiler, servicios públicos, insumos, aceites, artículos de limpieza, impuestos, entre otros. En este caso, los precios serán diferentes según la localidad. No se paga lo mismo por un alquiler en Barcelona que en Albacete.
    • Tener en cuenta tu salario: muchos especialistas en quiromasaje escapan a la idea de establecerse un salario, pero debes tener siempre presente que ejercer su profesión como negocio es con fines de lucro. No vale la pena trabajar para sólo cubrir gastos. Esto puedes hacerlo unos meses, cuando estás empezando, pero no para siempre.
    • Identificar los servicios que ofreces: esto permitirá hacer un análisis concreto de servicio. Detalla bien de forma que entiendas y valores los mismos.
    • Identificar el valor agregado: ¿qué ofreces que te hace diferente, especial y único en el mercado? Esto es uno de los pasos más importantes cuando fijamos costo.
    • ¿Por qué es beneficioso tu servicio? Qué bienestar físico, psíquico y emocional da tu servicio a los clientes. A corto mediano y largo plazo.

Una vez que tengas identificados estos cinco puntos, lo más importante es lograr trasmitirlo a tus clientes. Nada hacemos con ajustar todo y tener bien estructurado el costo-valor, si no logramos comunicarlo al cliente. Será esencial explicar la diferencia con tu servicio, la calidad de los masajes, las esencias y cremas que usas, el ambiente especial, la seguridad de los resultados, los beneficios.

Ten en cuenta que hay muchos tipos de clientes y, de acuerdo a la necesidad que tenga, estarán dispuestos a pagar más o menos.

Desarrolla diferentes propuestas, así tendrás varias opciones para ofrecer. Las sesiones pueden variar en los tiempos, en los tipos de masajes, quizás ofrecer paquete que combinen ciertos tipos de masajes, promociones, entre otras. Lo importante es que nunca bajes la calidad tu servicio, que nunca se dude de profesionalidad.

Nunca dejes de evaluar las necesidades del mercado. La innovación es factor clave en hacer la diferencia y por ende, crear la necesidad. Así mismo los precios deben estar en continua revisión y así tener un equilibrado costo-valor del servicio.

Precios de masajes en el mercado

Los precios que hay a continuación, son una estimación. No olvides que el precio que decidas debe ajustarse a la calidad del servicio y al valor agregado.

TiempoValor
Masaje de 30 min25 a 35 €
Masaje de 45 min30 a 40 €
Masaje de 60 min35 a 50 €
Masaje de 90 min45 a 70 €

Dependiendo del tipo de masaje, cada uno tendrá una valoración:

Tipo de masajeTiempo
Combinado. Se refiere al trabajo en dos partes del cuerpo.30 a 60 min
General. Es un repaso global.45 a 90 min
A domicilio60 min

Por lo general, a los masajes que se realizan a domicilio se le añade el traslado. Hay que tener en cuenta también a cada cliente y el tipo de masaje que se aplicará. Algunos tipos de masajes que se ofrecen son:

    • Masaje antiestrés: para lograr un estado de calma y relajación
    • Masaje para piernas cansadas (circulatorio): activar la circulación de líquidos en esa zona.
    • Masaje de recuperación de lesiones (deportivo): para recuperar la tonicidad y relajación de los músculos.
    • Masaje facial: para un rostro rejuvenecido.
    • Masaje de pies: con incidencia en el resto del cuerpo, ayuda a la relajación
    • Masaje craneal: liberar tensiones, conseguir calma, aliviar dolores como migrañas
    • Masaje de cuello y hombros: libera tensiones localizadas, pero tiene efecto generalizado.
    • Masaje digestivo: ideal para personas con dolores abdominales, gases, estreñimiento.
    • Masaje relajante con respiración: para alcanzar un estado de relajación profundo.
    • Masaje de vitalidad: despierta las energías que estaban dormidas
    • Masaje por puro placer: cuando deseamos consentirnos y evitar el estrés.
    • Masaje descontracturante personalizado: para liberar tensiones y conseguir relajación, se realiza en la zona de preferencia del cliente.

Por último, la utilización de complementos pueden también encarecer el precio. Esto dependerá de si se ofrece como añadido o se trata de una elección del cliente para mayor relajación o bienestar.