Vaciado venoso

El vaciado venoso, vaciaje venoso o vaciado de venas es una técnica que se emplea en todas las intervenciones del quiromasaje a libre demanda. El vaciado venoso es una maniobra que se utiliza para un fin específico: colaborar con el sistema venoso en la eliminación de sustancias citotóxicas que se remueven durante la intervención del quiromasajista.

El vaciado venoso sirve para preparar y optimizar el retorno venoso sanguíneo, tanto a nivel local como sitémico.

Para ello, el quiromasajista, al pasar con las palmas por la zona que está tratando, debe adaptar cada mano completamente sobre la piel.

Técnica

Para realizar el vaciado venoso se pasa la palma de la mano por la zona que se  va a tratar para disminuir el contenido sanguíneo en las venas, evitando así que se
produzcan hematomas.
La dirección en la que se hace el vaciado venoso depende:

  • En las extremidades siempre es centrípeta.
  • En el tronco la dirección es de medial a lateral.

En todos los casos, la frecuencia de aplicación del vaciado venoso es lenta. Si fuera rápida se acumularía sangre en un punto determinado con el riesgo de producir hemorragias cutáneas.

Se realiza tantas veces como sea necesario para evitar hiperemias.

Tipos de vaciado venoso

El vaciado venoso o vaciado de venas se puede hacer de diferentes formas:

  • Vaciado de venas simple: el retorno se hace con la yema de los dedos.
  • Vaciado de venas con torsión: se aplica un giro de muñeca haciendo presión con los nudillos.
  • Vaciado de venas en anilla: se aplica un bombeo con la mano, apoyando los bordes de los pliegues interdigitales de índice y pulgar.
  • Vaciado de venas distensionante: se realiza un apoyo palmar uniforme bajando por los músculos paravertebrales, llegando hasta el sacro, subiendo por la musculatura lateral (costillas) ejerciendo menos presión, y terminando en tracción en el occipucio.

Vaciado venoso en diferentes zonas del cuerpo

Cuando se realiza el vaciado venoso en la cara la maniobra se hace primero en la frente, desde el centro de esta hasta las sienes. Después, el vaciado venoso debe realizarse sobre la nariz, desde su borde interior hasta la base. Se finaliza aplicando esta maniobra sobre los labios, desde el centro, hasta las comisuras.

En el cuello, el vaciado venoso  se realiza empezando en la parte anterior y dirigiéndose hacia la parte posterior de forma lateral.

En cuanto a la espalda, el vaciado venoso en esta zona  se aplica realizando los movimientos propios de la maniobra desde la columna vertebral hacia los laterales, y desede la nuca hasta el sacro.

En la zona cervical, para hacer el vaciado venoso se empieza en el occipucio dirigiendo el momiviento hacia los hombros. En los hombros, el vaciado venoso se realiza desde el cuello hacia los brazos y omóplatos.

En las regiones dorsal y lumbar los movimientos del vaciado venoso se realizan desde la columna hacia los lados.

En las extremidades, tanto en los brazos como en las piernas, el vaciado venoso  se hace desde la yema de los dedos hacia la raíz de las extremidades.