La mayoría de gente piensa que para hacer una buena sesión de masaje, hay que embadurnar (untar) el cuerpo de una buena capa de crema o aceite, porque así, resbalan las manos más fácilmente.

Pero al contrario de lo que esta mayoría piense o crea, para hacer un buen trabajo en Quiromasaje, las manos no deben resbalar, sino desplazarse, por ello las distintas manipulaciones requieren un duro trabajo hasta alcanzar la suficiente habilidad.

Cremas para Quiromasaje

Siempre, dependiendo del estado de la piel de la persona que tratemos, podremos utilizar un producto u otro, pero sabiendo que lo que utilicemos sea para suavizar el roce con la piel y no para “patinar” sobre ella.

En la mayoría de los casos, y sobre todo si la piel presenta un grado de humedad elevado, es suficiente utilizar polvos de talco, o de arroz, etc. Estos absorben el sudor, alisan la piel, casi no taponan los poros, no provocan irritaciones y facilitan el desplazamiento de las manos.

Las cremas muy grasas y los aceites, al no absorberlos la piel, dejan una película muy resbaladiza, que dificulta sobre todo el “agarre” de los amasamientos, disminuyendo su eficacia.

Incluso en una fricción, cuyo principal objetivo es el de producir “calor”, si aplicamos mucha crema o aceite, disminuimos el roce de la mano con la piel (por efecto de la lubricación), por lo tanto a menor roce (menos resistencia) igual menos calor.

Por todo esto, tu debes escoger el producto más adecuado para cada momento, estado de la piel, tipo de maniobras a efectuar, etc. etc.

Protección de las manos del quiromasajista

Y es, el uso de cremas, pomadas o geles considerados como medicamento, y cuyo uso debe de ser recetado por el médico, pues bien, con este tipo de productos no es conveniente realizar toda la sesión de masaje.
Hay cosas que se suelen “pasar por alto” o no nos damos cuenta de ellas, y es que si trabajamos durante todo el día con personas que necesitan estos productos, nuestras manos están en contacto con ellos durante mucho tiempo, es posible que esto no afecte a algunas personas, pero también es posible que a otras si.

El método de aplicación de estos productos es: primero se realiza el masaje “normal” que corresponda, y poco antes de finalizar la sesión, se aplica la pomada necesaria, y se termina la sesión con las últimas manipulaciones.
Y luego hay que lavarse bien las manos.

Tiendas y fabricantes

Tras esta información, ahora puedes buscar el producto que te hace falta. Lo primero que tienes que saber es qué es lo que quieres o necesitas, luego mirar lo que hay en el mercado y después comparar precios. Y si todavía tienes alguna duda entra en el Foro de quiromasajistas donde encontraras distintas opiniones al respecto.