Prisión para un quiromasajista por abusar de una clienta

El 27 de octubre de 2017, la demandante acudió a la consulta del acusado en Pamplona para recibir un masaje relajante y descontracturante de cuerpo entero.

En primer lugar, el demandado realizó un masaje en la espalda, zona donde la clienta tenía una contractura.

Según avanzó la sesión y según considera probado el juez, el acusado realizó tocamientos de índole sexual con la intención de obtener satisfacción sexual.

En un momento determinado, la clienta se levantó, dijo “hasta aquí ha llegado el masaje”, dejó 50 euros y se marchó, contándole lo ocurrido inmediatamente a su expareja y a su compañero de piso.

El juez, según indica en la resolución, se inclina por creer a la denunciante porque no conocía de nada al acusado, no aprecia móvil económico puesto que la clienta dejó más dinero de lo acordado, ya que el precio estipulado era de 40 euros y acudió enseguida a contarlo a una tercera persona.

El fiscal y la acusación particular reclamaban 2 años de prisión, mientras que la defensa solicitaba la absolución.

Finalmente, el juez ha determinado 15 meses de prisión por realizar
tocamientos “en nalgas, pezones, pubis y vagina”. Opta por la prisión y no por la multa porque “se aprovechó de la situación de confianza generada en la víctima por su condición de profesional del masaje.

Además, el acusado tendrá que pagar una indeminzación de 2000 euros a la víctima.

La sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia de Navarra. No obstante, ofrece la suspensión de la pena si el acusado no comete más delitos en un plazo de dos años.

Sin embargo, el juzgado ya está investigando otras dos denuncias a la misma persona y otra ha sido archivada.

Leer la noticia completa