Masaje Zen

El masaje zen es un término genérico para numerosas formas relajantes de masajes y tiene lugar en el sentido budista de la palabra zen, que significa “auto contemplación”. No obstante, existe un tipo de masaje zen denominada masaje zen shiatsu.

El masaje zen ayuda a disolver el estrés emocional y físico. La presión ligera  favorece la renovación y la relajación a medida que se alivia la tensión muscular, se alimenta la piel, se limpia el  cuerpo de desechos metabólicos y se mejora la circulación y el rango de movimiento.

 Qué es Zen

La palabra japonesa Zen es una abreviatura de Zenna, que proviene del vocablo chino Ch’an y este a su vez del alí Jhana y del sánscrito Dhyana, y todas ellas se refieren a la acción de  concentrarse profundamente y meditar sobre una verdad filosófica o religiosa hasta comprenderla.

Zen significa también a solas con la noticia, libre de todo apego, idea o deseo… aunque en este tipo de meditación no se reflexiona sobre nada en concreto.

Los autores coinciden en definir el Zen como el medio que indica el camino a seguir a través de la práctica del Zazen (forma japonesa de la expresión china  que significa “meditar sentado”), vivida sin buscar directamente ningún provecho o beneficio.

Masaje Zen

El masaje Zen es un método simple muy útil para la vida cotidiana, especialmente para aliviar el estrés.

Al igual que ocurre con la meditación Zen, el masaje Zen permite una limpieza, tanto psíquica como física, a través de la concentración, de la respiración y de la postura correcta,. Los gestos del masaje Zen  contribuyen a equilibrar la salud mental y corporal.

El masaje Zen crea un bienestar radical que da lugar una fusión con la propia energía y la del cosmos.  Mediante el masaje Zen, es posible encontrar la lucidez, la calma y la energía necesarias para resolver  las situaciones cotidianas.

Las personas que reciben regularmente el masaje Zen tienen el sentimiento de volver a tomar posesión de ellos mismos, de reencontrarse en la situación original que debería ser la de todo ser humano, mas allá de las crispaciones y de las distorsiones que la vida cotidiana actual trae consigo.

El masaje zen tiene los siguientes beneficios:

    • restablece el flujo sanguíneo
    • favorece el bienestar físico y psicológico
    • ayuda a regular las funciones de los órganos internos
    • relaja los músculos
    • regula el sistema nervioso y endocrino
    • regenera tejidos cicatrizados

El masaje zen está especialmente indicado para:

    • reducir el dolor de cuello, hombros, caderas, espalda, brazos, piernas y dolencias del tobillo
    • aliviar la artritis, el dolor, la ciática y los espasmos musculares.
    • aliviar el estrés, el insomnio, el estreñimiento y los dolores de cabeza
    • aliviar trastornos relacionados con los sistemas digestivos, respiratorios y reproductivos

Masaje Zen Shiatsu

El masaje Zen Shiatsu fue desarrollado por Shizuto Masunaga. Se diferencia de otras formas de masaje  shiatsu en que el practicante usa sus puños, codos y rodillas para aplicar presión a lo largo de los meridianos de energía, además de las palmas y los pulgares. En el masaje Zen Shiatsu, el profesional generalmente usa una mano para ejercer presión, mientras que la otra mano brinda apoyo al cliente.

La terapia de Shiatsu,  originaria de Japón,es una técnica en la que se utilizan los pulgares, los dedos y las manos para realizar ligeras presiones sobre puntos específicos para corregir trastornos internos, así como para mejorar y conservar la salud. El Zen Shiatsu es una rama de esta terapia que trabaja principalmente sobre la relajación.

El masaje Zen Shiatsu es beneficioso para:

    • aliviar el dolor crónico
    • mejorar el estreñimiento
    • aliviar las migrañas
    • mejorar la flexibilidad
    • obtener relajación
    • reducción del estrés
    • estimulación del flujo sanguíneo y linfático
    • aliviar el dolor lumbar
    • mejorar trastornos nerviosos