Masaje californiano

El masaje californiano es un tipo de masaje incorpora muchos de los sentidos del receptor y tiene numerosos beneficios para la salud física y mental, que surgió en los años 70 del siglo pasado.

El masaje californiano es similar al masaje sueco, ya que se utilizan movimientos largos y elegantes y manipulaciones musculares vigorosas. Los movimientos del masaje son lentos y minuciosos, seguidos de toques ligeros, amasamiento y estiramiento.

Las manos trabajan en una coreografía armoniosa en el cuerpo. El masajista respeta y sigue las líneas meridianas del cuerpo, los puntos reflejos y las huellas musculares. Se practica con aceites para aliviar los movimientos largos que son particulares de esta técnica.

Un masaje californiano es un masaje sensual de cuerpo completo. Esto significa que el destinatario debe estar completamente desnudo (con el cuerpo cubierto con una toalla en las zonas que el recepto desee cubrir), con ropa interior o en traje de baño.

Este masaje también puede evocar el contacto envolvente de una madre con su hijo. Para la persona que lo recibe, es un toque de amor y reconocimiento, que habla tanto con su cuerpo físico como con sus cuerpos energético, emocional, mental y espiritual.

Beneficios del masaje californiano

El masaje californiano es para todas las edades, así como para mujeres embarazadas. Esta técnica está diseñada específicamente para personas que sufren dolores crónicos o desean aliviar el estrés, ya que proporciona una relajación profunda y un alivio de las tensiones musculares.

El masaje californiano está dirigido a personas que buscan un descanso relajante, un momento de abandono y unión del cuerpo y la mente. Gracias a que se trata de un tipo de masaje suave y que despierta los sentidos, l es ideal para personas estresadas y con exceso de trabajo.

Esto se debe a que el masaje californiano estimula suavemente las terminaciones nerviosas e igualmente genera un retorno al equilibrio de los nervios. Los efectos del masaje son físicos y psicológicos, ya que promueve la internalización, lo que te hace uno con tu cuerpo. Además, el masaje californiano promueve la conciencia del yo, del ser interior, provocando una mayor satisfacción y autoestima.

En un aspecto físico, las técnicas de masaje californiano aumentan el flujo sanguíneo y linfático, mejoran la oxigenación, relajan la estructura muscular y alivian profundamente las tensiones. Al liberar las emociones enterradas, esta técnica de masaje puede ayudar al receptor a reenfocarse y restablecer el equilibrio interno.

Cuánto dura la aplicación del masaje californiano

Los masajes californianos suelen durar de 1 a 2 horas. El receptor se acostará boca abajo y el terapeuta comenzará con maniobras suaves aplicados con ambas manos. A medida que la respiración del receptor disminuye, el terapeuta aplicará aceites aromáticos en la parte posterior del cuerpo del receptor, desde el cuello hasta la parte inferior de las piernas y, a veces, en los pies. Se aplican maniobras de cuerpo completo, con el terapeuta prestando especial atención a cualquier opresión o nudos.

 Cuestiones que hay que tener en cuenta

Antes de recibir un masaje californiano es recomendable darse una ducha o baño caliente. Esto no solo ayudará a que los músculos se relajen en preparación para el masaje, sino que también eliminará cualquier aceite o fragancia del cuerpo, lo que podría reaccionar con los aceites aplicados por el terapeuta.

Si el recepto decide dejarse la ropa interior puesta, es importante que esta   no esté demasiado apretada o resulte restrictiva, ya que esto puede interferir en la relajación, así como con la capacidad del terapeuta para trabajar en ciertas zonas del cuerpo, como los glúteos.

Además, es importante tener en cuenta que es importante evitar el masaje californiano   en caso de fiebre, enfermedades contagiosas y cutáneas o de dificultades cardiovasculares.