Esguince – ¿Qué es un esguince?

Un esguince es una torcedura producida en una articulación. La lesión se produce por forzar en exceso o realizar un movimiento brusco del ligamento que cubre la articulación.

La consecuencia es el desagarro, la ruptura o la inflamación. Los esguinces más comunes son los producidos en el tobillo, la muñecas y los dedos de las manos. Hay tres tipos de esguinces, clasificados en función de su gravedad:

  • Grado 1: distensión sin rotura. La zona se hincha, hay dolor, pero no impide la movilidad del ligamento.
  • Grado 2: rotura parcial que impide realizar movimientos. Hay inflamación y dolor.
  • Grado 3: rotura total del ligamento. Requiere inmovilización y en algunos casos intervención quirúrgica.

Síntomas de un esguince

  Los síntomas de un esguince pueden ser leves o severos, en función la cantidad de fibras de tejido afectadas. Los síntomas incluyen:

  • dolor
  • hinchazón
  • hematomas
  • movimiento limitado alrededor de la articulación
  • incapacidad para poner peso sobre la articulación o usarla normalmente
  • una sensación de “estallido” en el momento de la lesión

Causas  

Las causas más comunes de esguinces son caídas, torsiones o traumatismos en la articulación. Este tipo de lesiones pueden hacer que la articulación se salga de su rango normal de movimiento, desgarrando o estirando el ligamento a medida que esto sucede.

Las situaciones que pueden provocar un esguince incluyen:

  • caminar o correr sobre una superficie irregular
  • hacer un giro repentino
  • caer y aterrizar en la muñeca o la mano
  • practicar determinado deportes
  • lesiones por la práctica deportes de contacto

Actuación inmediata

Ante una torcedura es importante aplicar inmediatamente el protocolo RICE, que consta de cuatro pasos  para reducir la hinchazón y aliviar la presión en el área afectada:

RICE significa:

  • Rest (descanso): detener cualquier ejercicio o actividad física y evitar poner peso sobre la extremidad afectada.
  • Ice (hielo): aplicar hielo a la zona afectada durante  20 minutos cada 2 a 3 horas. 
  • Compression (compresión): para ayudar a reducir la hinchazón, envolver el área afectada con un vendaje, aflojando si el área se adormece o si el dolor aumenta.
  • Elevation (elevación): mantener el área lesionada elevada.

Esto ayudará a reducir la inflamación y a evitar empeorar el problema en lo que se recibe la atención médica adecuada. 

En cualquier caso, es fundamental acudir al médico en estos casos:

  • si el dolor e hinchazón que empeoran
  • si hay fiebre o escalofríos
  • si existe dificultad para caminar o pararse sin dolor o mover la articulación afectada
  • si se observa movimiento limitado y flexibilidad alrededor de la articulación o el área afectada
  • si hay entumecimiento u hormigueo en el área afectada
  • si hay una deformidad o síntomas de inestabilidad de la articulación / extremidad

Prevención

Para prevenir esguinces es recomendable:

  • Fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones : los ejercicios regulares de acondicionamiento y estabilidad pueden reforzar la musculatura y ayudar a prevenir lesiones.
  • Calentar adecuadamente antes del ejercicio: el calentamiento de los músculos aumenta su rango de movimiento y ayuda a evitar traumas y desgarros en el tejido conectivo.
  • Usar calzado adecuado: los zapatos con el soporte adecuado pueden ayudar a proteger las articulaciones del tobillo y la rodilla.
  • Tener en cuenta el entorno: vigilar las superficies resbaladizas o irregulares, u obstáculos que puedan causar un accidente puede ayudar a prevenir lesiones.
  • Descansar y estirar: sentarse o pararse en una posición durante demasiado tiempo o realizar acciones repetitivas puede ejercer una presión excesiva sobre los músculos.  

 Recuperación

El pronóstico de una lesión por esguince  depende de la gravedad y de la articulación lesionada. La mayoría de los esguinces sanan completamente con un tratamiento adecuado.

Los esguinces leves pueden tardar de dos a seis semanas en recuperarse, mientras que los esguinces  severos pueden tardar varios meses en sanar por completo. Si hay otras lesiones asociadas a los huesos o se requiere cirugía, el tiempo de curación y las complicaciones aumentarán.