El dador es una maniobra que se aplica durante la realización del drenaje linfático manual. 

Se trata de un movimiento que se utiliza únicamente en miembros inferiores y superiores, con la palma de la mano abierta y siempre apuntando al profesional. 

Se llama dador porque el gesto que realiza el quiromasajista se parece al de dar algo con la mano, como en espiral.