Condenado un quiromasajista de Gran Canaria por intrusismo y lesiones

Otro caso de intrusismo profesional nos lleva hasta Canarias, donde una mujer realizó labores de fisioterapeuta sin contar con la titulación requerida. La condena también recoge que provocó lesiones en el paciente.

Además del delito de intrusismo profesional, en caso de hacerlo corremos un riesgo muy alto, puesto que ponemos en peligro la salud de los pacientes y también deja en entredicho el papel de los quiromasajistas en general.

Un año inhabilitada

La sentencia del Juzgado de lo Penal Nº 6 de Las Palmas de Gran Canaria inhabilita por un año a la procesada a ejercer su profesión y tendrá que pagar una multa de unos 2.200 euros por el delito de intrusismo. Además, deberá asumir una cuota diaria de 6€ durante 6 meses por la responsabilidad personal subsidiaria, cargar con las costas del proceso y pagar la cantidad de 2.000 euros al denunciante por las lesiones causadas.

La condenada contaba con una ficha federativa para ejercer en la categoría de fútbol de preferente regional como ayudante sanitario, a pesar de no contar con un titulación sanitaria.

En 2016 realizó una sesión de acupuntura con corrientes eléctricas a un futbolista que posteriormente le denunció. En ese momento, el deportista indicó sufrir problemas cervicales y de espalda.

El tratamiento le provocó un neumotórax en el pulmón izquierdo, por lo que tuvo que estar tres días hospitalizado y alrededor de mes y medio de convalecencia.

Tres casos desde 2013

Esta sentencia es la tercera favorable al Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias (COFC) desde el año 2015. Con estas acciones pretenden hacer entender al público en general que el masajista no dispone de los conocimientos ni la titulación para poder realizar tratamientos.

En las otras sentencias, además provocaron la clausura de dos centros en Tenerife y Lanzarote donde los acusados ejercían como fisioterapeutas sin serlo.

Leer la noticia completa