Amasamiento pulpo-pulgar

El amasamiento pulpo-pulgar es uno de los muchos tipos de amasamiento que se emplean durante el masaje. De hecho, los amasamientos son una de las técnicas más conocidas y eficaces que se pueden utilizar.

En general, el amasamiento es una de las principales técnicas de todos los tipos de masaje.  El amasamiento mejora la circulación sanguínea tanto en la zona donde se hace el masaje con en las zonas más cercanas.  El amasamiento actúa en el sistema nervioso central como excitante. Esta excitación se transmite a todo el organismo en general. 

El amasamiento pulpo-pulgar es un movimiento empleado durante el masaje, en el que se utilizan únicamente los dedos pulgares de ambas manos. En esta maniobra de quiromasaje, el  quiromasajista alterna las manos con movimientos circulares, rápidos o lentos, según corresponda.

El amasamiento pulpo-pulgar se aplica principalmente en zonas articulares como rodillas, muñecas, zona paravertebral, hombros, etc. para aumentar el torrente circulatorio (hiperemia) y producir calor en la zona tratada.

Además, el amasamiento pulpo-pulgar es muy recomendable para dilatar pequeños nódulos y tratar contracturas musculares localizadas, así como para ayudar a deshacer quistes sebáceos.

El amasamiento pulpo-pulgar  es un amasamiento que se realiza con el pulpejo de los dedos pulgares, que se oponen a los otros cuatro dedos, haciendo círculos alternadamente. Este amasamiento puede hacerse en un punto fijo o bien ascendiendo o descendiendo.

Se van haciendo pequeños círculos independientes, de forma alternativa, pero desplazándose juntos por la zona. Se utiliza especialmente para trabajar articulaciones y tendones

El   amasamiento pulpo-pulgar está indicado especialmente para trabajar articulaciones, como rodillas, muñecas,
región sacra, y tendones así como las zonas de crepitación (miogelosis), pero siempre en zonas pequeñas.

Aplicación del amasamiento pulpo-pulgar

  • El amasamiento pulpo-pulgar debe efectuarse siempre después de la aplicación de otros tipos de amasamiento
  • En el masaje de espalda, el amasamiento pulpo-pulgar se aplica en la zona sacra, cervical o zona de omóplato.
  • En el masaje de miembros inferiores, se aplica en la parte anterior. 
  • En el caso de epicondilitis, el amasamiento pulpo-pulgar solo se aplica en casos crónicos sobre el tendón de inserción.
  • En el masaje para el tratamiento de hombro doloroso, el amasamiento pulpo-pulgar se aplica en todo el borde  escapular y especialmente en las zonas donde existe miogelosis.
  • En los masajes para tratar el dolor de cabeza, esta técnica se aplica sobre la musculatura paravertebral dorsal y cervical, dirección ascendente y descendente.
  • En el caso de esguince tipo I, tras 24 o 48 horas, puede efectuarse masaje en la zona afectada con amasamiento pulpo-pulgar. Tras el masaje puede aplicarse otra vez el hielo durante 20 minutos.
  • En el caso de  esguince  crónico, se puede aplicar el amasamiento pulpo-pulgar hasta la desaparición del dolor. A continuación aplicar cremas de calor.
  • Nunca debe hacerse el amasamiento pulpo-pulgar encima de los trombos (por ejemplo, en el caso de varices).
  • El amasamiento pulpo-pulgar se utiliza en los masajes en caso de tirón muscular.
  • También se aplica en los masajes para el tratamiento de dorsalgias y lumbalgias.