Ácido láctico

El ácido láctico es un compuesto que se produce durante la glucólisis. La glucólisis es un proceso que ocurre constantemente dentro del hígado y los músculos que trabaja para reponer y suministrar glucosa al cuerpo.

Es importante comprender que el ácido láctico y el lactato son diferentes. Al hacer ejercicio, el cuerpo produce lactato, que es ácido láctico menos un protón. Esta es la sustancia de la que estamos hablando en este blog.

El lactato es un subproducto del cuerpo que descompone la energía requerida por los músculos durante la actividad anaeróbica (ejercicio realizado cuando no hay oxígeno presente para su uso en las células).

Existe la creencia errónea de que el lactato es un subproducto inútil del cuerpo que aumenta el ambiente ácido de los tejidos, causa dolor y pérdida de función. Sin embargo, las últimas investigaciones indican que esto es incorrecto. El ácido láctico es en realidad una molécula útil con un destino metabólico productivo, no un producto de desecho sin salida.

El lactato se asocia comúnmente con una sensación de ardor o quemazón. Sin embargo, esta sensación es causada por una acumulación de protones causada por el proceso de descomposición de la glucosa para crear energía para los músculos.

Como parte de este proceso se crea lactato. Sin embargo, no es la causa del ambiente ácido en las células. Curiosamente, sirve como combustible para la contracción muscular, un amortiguador y es un actor central en el metabolismo celular, local y de todo el cuerpo.

Quiromasaje y ácido láctico

La eliminación del ácido láctico del cuerpo a través del masaje es un mito. La mayor parte del lactato será eliminado naturalmente por el cuerpo dentro de la primera hora después de un ejercicio intenso.

La sensación de ardor o quemazón y el dolor después del ejercicio no tienen ninguna asociación con el ácido láctico. Por eso la idea de que el masaje puede ayudar con la eliminación del ácido láctico para disminuir el dolor muscular es obsoleta.

De hecho, el masaje no elimina el ácido láctico de los músculos porque no queda ácido láctico en los músculos después de aproximadamente una hora.

Todo lo que hacemos requiere energía, la cual proviene de la glucosa a través de un proceso llamado glucólisis. La glucosa se descompone (metaboliza) en una sustancia llamada piruvato. Cuando la respiración no proporciona suficiente oxígeno, el cuerpo convierte temporalmente el piruvato en una sustancia llamada lactato, que permite que continúe la descomposición de la glucosa.

Las células musculares activas pueden continuar con este tipo de producción de energía anaeróbica durante unos minutos, pero los niveles de lactato en los tejidos aumentan. Los niveles altos de lactato aumentan la acidez en los tejidos, lo que resulta en la sensación de ardor que se experimenta durante un esfuerzo intenso.

Una vez que el cuerpo se ralentiza, el oxígeno está disponible y el lactato vuelve a ser piruvato y se produce un cambio en el metabolismo aeróbico.

El ciclo  ciclo del ácido láctico (ciclo de Cori) es el mecanismo fisiológico en el que el lactato, producido por la glucólisis de la glucosa en el músculo en contracción, se convierte de nuevo en glucosa en el hígado y se devuelve a través de la circulación a los músculos. Este proceso puede tardar desde unos minutos hasta una hora.